Sin categoría

La App Signary de la Fundación Garrigou galardonada en los Premios Laus de Diseño Gráfico y Comunicación Visual

La Aplicación Signary promovida por la Fundación Garrigou y diseñada por Zapiens ha sido distinguida por su aportación social y su diseño en los Premios Laus de la Asociación de Directores de Arte y Diseñadores, alzándose con el Oro en la categoría de Proyecto Digital y con el bronce en la de Aporta.

La Aplicación Signary es gratuita y busca acabar con las barreras de comunicación a las que se enfrentan las personas con capacidades diferentes y aquellas con problemas de expresión oral.

Basada en la Lengua de Signos Española, esta herramienta de Comunicación Bimodal está dividida en categorías que permiten localizar de forma rápida la palabra de la que se quiere localizar el signo. Estas categorías responden a los diferentes entornos en los que las personas pueden encontrarse, casa, colegio, ciudad, naturaleza y salud, ropa y complementos, alimentos, etc.

Al seleccionar una palabra o introducirla en el buscador, nos aparece un vídeo interpretado por una de las miembros del Servicio de Comunicación y Lenguaje del CEE María Corredentora que reproduce el signo que buscamos y que se puede visualizar tantas veces como necesitemos.

Una vez localizado el signo, podemos guardarlo en favoritos si es un gesto que utilizamos de forma recurrente. Todos los signos se realizan tantas veces como sílabas tiene la palabra y siempre se acompañan de la verbalización y vocalización de la misma.

La Importancia de las Actividades Acuáticas

Se acerca el verano y a muchos padres les preocupa cómo van a desenvolverse sus hijos en el agua. ¿Necesitan apoyo? ¿Serán capaces de estar tranquilos? ¿Tendrán una primera experiencia positiva?

Más allá de estas preguntas que todos en algún momento podemos plantearnos, en la Fundación Garrigou hemos querido abordar a través de la Escuela de Familias «La Importancia de las actividades acuáticas en niños y jóvenes con discapacidad». 

Una temática muy interesante de la que nos ha hablado José Manuel Gómez Pascual, monitor de la Escuela de Natación Adaptada de la Fundación Garrigou y profesor de Educación Física en el Centro de Educación Especial María Corredentora.

Para comenzar, José Manuel explicaba que son tres los canales que nos permiten recibir información sobre la posición de nuestro cuerpo en el espacio: El canal visual, el propioceptivo y el vestibular.

Con el canal visual buscamos la horizontabilidad de nuestra mirada como referencia. Por eso, cuando tenemos los ojos cerrados nos es más difícil mantener el equilibrio, ya que perdemos esa información. En el canal propioceptivo tiene mucha importancia la información que nos llega a través de los sensores ubicados en las plantas de nuestros pies. Finalmente, los conductos semicirculares del órgano vestibular y el líquido que circula a través de ellos nos permite conocer cuál es la posición de la cabeza en todo momento.

Una vez que conocemos c´ómo nos llega la información, es momento de centrarnos en el siguiente paso «¿Qué sucede cuando nos metemos en el agua?»

Buscamos la posición vertical para partir de ella, y desde allí buscar la posición de equilibrio habitual en el agua, horizontal. En ese momento, aparecen las respuestas en brazos. José Manuel Gómez Pascual recordaba que «nos interesa mucho que los brazos de nuestros alumnos sean lo más funcionales posible, por ello trataremos de ejercitarlos al máximo. Además, tenemos la ventaja de poder hacer ejercicios para fortalecerlos sin riesgo a caídas. El objetivo de todo este primer trabajo es ser lo más competente posible con nuestro cuerpo tanto dentro como fuera del agua. Si lo conseguimos, podremos centrarnos en otros aprendizajes más complejos. «Si estoy pendiente de no caerme, difícilmente podré atender a lo que sucede a mi alrededor»

Como añadía José Manuel, «una vez que estamos estables, podemos trabajar patrones de activación cerebral en el agua, y en la medida en que vamos repitiendo estos patrones, los vamos reforzando, interiorizando y automatizando». «El objetivo – añadía- es ir desarrollando cada vez patrones más complejos»

El trabajo en el agua

Para todos aquellos padres interesados en la metodología de trabajo en el agua de la Escuela de Natación, José Manuel explicó los diferentes pasos:

  1. Plan de baño en casa                                                                                      La primera experiencia que tienen los niños con el agua es a través del baño diario. En ese sentido, solemos recomendar a los padres que no abusen de posturas de espaldas, que incentiven el mantener la cabeza erguida.                                                                                                                  Además, es muy importante que cuando vienen por primera vez a la piscina, tengan una experiencia positiva, que se bañen con la persona de referencia, de modo que el paso hacia el profesor o monitor sea lo más natural posible.
  2. Programa de requisitos previos                                                                    Buscamos que sean capaces de controlar la cabeza y mantener una posición erguida, y una vez que son capaces de mantener una postura adecuada, el siguiente paso es hacer que la pierdan y la recuperen de nuevo. Pasar de estar en la vertical, a tumbarnos boca arriba y viceversa gracias al material auxiliar.
  3. Circuito primario.                                                                                                 Llamamos circuitos primarios a la capacidad de desplazarse por una calle y volver por otra siguiendo unas órdenes y referencias (túmbate, sigue, toca). Con aquellos alumnos con mayores necesidades, acompañamos la orden de gestos para que, a base de repetirlos, lleguen a interiorizarlos.  En esta fase estamos muy atentos a la funcionalidad de los brazos, permaneciendo atentos a los patrones que se van desarrollando, para que estén bien ejecutados y se vayan automatizando. Además, poco a poco, se va retirando el material auxiliar.
  4. Programas de estimulación muscular.                                                            Se van retirando las referencias, los alumnos deben ir y volver por la misma calle, guardando distancia. Y los desplazamientos se completan con ejercicios en el borde, rotaciones, flexiones, estiramientos, que nos van a ayudar nuestro movimiento en el agua.

La Escuela de Familias concluyó con una ronda de preguntas en la que, entre otras cosas, se explicó los beneficios que tiene un material auxiliar como los manguitos frente a otros como los cinturones, o corchos. «Los manguitos nos permiten un movimiento más libre de los brazos, al igual que un mejor cambio de posición. Siempre hay que buscar el punto medio entre la seguridad y la estimulación para ir consiguiendo movimientos cada vez más complejos.

¡Enhorabuena a nuestros deportistas!

El final de curso se va acercando y las actividades que la Fundación Garrigou ofrece para niños y jóvenes con y sin discapacidad van llegando a su fin. A lo largo de la semana pasada, los participantes en Baloncesto, Patines, Bicicleta y Gimnasia Rítmica recibieron el diploma acreditativo de este curso. Además, en el caso de Gimnasia Rítmica, las componentes de nuestro equipo realizaron una exhibición ante sus familias, con el deseo del año que viene poder volver a competir. 

Además, en las próximas semanas, asistiremos al final de otras actividades como Teatro, Logopedia y Natación. 

Unos días muy importantes para todos los alumnos que han participado en las diferentes actividades y que seguro llenan de orgullo a sus familias por el esfuerzo realizado estos meses, por ello desde aquí, queremos daros a todos nuestra enhorabuena ¡Felicidades!

 

Fin de fiesta para el Taller Menudo Sabor

Con un estupendo picnic en el que no faltó nada, el pasado martes pusimos fin al taller Menudo Sabor, impartido cada semana por el chef Isaac González.

En esta ocasión, los alumnos de Transición a la Vida Adulta del Colegio de Educación Especial María Corredentora elaboraron de forma colaborativa un menú con ensalada, aperitivos y postre. Una propuesta sana y divertida con la que se puso el punto y final a un curso en el que hemos elaborado cremas, ensaladas, pescado, empanada, torrijas…y mucho, mucho más.

De nuevo, desde la Fundación Garrigou, queremos dar las gracias a Isaac por todos los buenos momentos que nos ha aportado este curso entre fogones y sobre todo, por todo lo que han aprendido sus alumnos: responsabilidad, trabajo en equipo, autonomía y, por supuesto, cocina.

¡Enhorabuena!

La Importancia de las Actividades Acuáticas en niños con discapacidad en la próxima «Escuela de Familias»

El próximo 9 de junio, a las 18H,  asistiremos a una nueva sesión online de la «Escuela de Familias», esta vez centrada en la Importancia de las Actividades Acuáticas en niños con Discapacidad. Será una jornada muy dinámica y práctica impartida por uno de los monitores de la Escuela de Natación Adaptada de la Fundación Garrigou y  profesor de Educación Física Adaptada en el Colegio María Corredentora, José Manuel Gómez Pascual.

Además, de explicar cómo se realizan las actividades y sus beneficios, se abordará también algunos consejos para disfrutar en el agua con vuestros hijos.