Sin categoría

Las fundaciones Price Waterhouse Cooper y Garrigou inauguran una nueva sala multisensorial en el CEE María Corredentora

Desde este viernes, gracias a la colaboración entre las fundaciones Price Waterhouse Cooper y Garrigou, el CEE María Corredentora cuenta con una nueva Sala multisensorial.

“Un sueño hecho realidad” al que se ha referido en la inauguración la vicepresidenta de la Fundación Garrigou, Cristina Gerechter, quien ha agradecido a Maite Guillén e Isabel Jiménez de la Fundación Price Waterhouse Cooper su apuesta por niños y jóvenes con discapacidad intelectual.

 La importancia de la Estimulación Multisensorial

La estimulación multisensorial es un instrumento muy positivo para los niños y jóvenes con discapacidad intelectual, ya que mejora su desarrollo personal y social, facilitando la comunicación con su entorno más cercano y la interacción con el mundo que les rodea.

Para ello, se crea en el aula un ambiente lleno de sensaciones agradables que estimulan sus sentidos a través de la iluminación, los aromas, la música o las diferentes texturas a las que el niño tiene acceso. Con todos estos elementos, se crea una atmósfera de calma, seguridad y protección que invita al niño a jugar y explorar.

Además, más allá de mejorar la interacción con el entorno, la estimulación sensorial está especialmente indicada en la intervención con niños con discapacidad intelectual, especialmente en los casos más graves, ya que les permite relajarse, desarrollar técnicas de autocontrol y fortalecer la confianza en sí mismos.

Nicomedes Sánchez, orientador del Centro de Educación Especial María Corredentora, ha señalado que los alumnos con casos más graves “cuentan con pocos recursos para gestionar sus emociones y frustraciones. Es muy difícil entrar en el interior de estas personas y solo podemos hacerlo a través de la estimulación multisensorial con la que les llenamos de sensaciones agradables”. Sánchez ha destacado que la sala es “completamente personalizable al perfil sensorial de cada alumno y totalmente interactiva, posibilitando además incorporar elementos propios del alumno como por ejemplo un peluche de apego que gracias a la tecnología que incorpora la sala puede formar parte de la estimulación que experimenta el niño”.

Nicomedes Sánchez ha explicado que la nueva sala incorpora una tecnología vanguardista que permite una inversión completa del alumno en el mundo de las estimulaciones sensoriales. El usuario puede controlar lo que sucede en la sala a través de una alfombra interactiva, una consola, un conmutador o un micrófono.

Para finalizar el acto, los asistentes han podido comprobar el funcionamiento de la sala multisensorial con varios alumnos del Centro que han jugado con elementos fluorescentes, nadado con tortugas, o disfrutado con cascadas de colores.

Vuelve el Taller de Cocina «Menudo Sabor»

Esta semana, hemos celebrado una nueva edición del taller de cocina «Menudo Sabor» que patrocina la Fundación Garrigou con los alumnos de Transición a la Vida Adulta del Centro María Corredentora.

En esta ocasión, el chef Isaac González Ortega y los jóvenes de la Escuela-Hogar han preparado una crema de champiñones cuya receta os dejamos aquí por si os animáis a cocinar este delicioso plato.

Crema de Champiñones

Ingredientes:

  • 350 grs de champiñones
  • 200 grs de patata
  • 50 grs de mantequilla
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 l de agua
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil

Preparación:

Cortamos el pie de los champiñones y los lavamos bien. Los picamos y después reservamos.

A continuación, pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en trozos. Finalmente, picamos la cebolla y el ajo.

Calentamos la mantequilla en una cacerola y rehogamos la cebolla y el ajo durante cinco minutos a fuego medio. Agregamos el champiñón y lo rehogamos durante dos minutos. Unimos la patata cortada en trozos, añadiendo agua hasta que cubra la patata y un poco de sal.

Dejamos cocer a fuego suave durante 15-20 minutos hasta que la patata esté tierna. A continuación, trituramos, probamos y rectificamos de sal y pimienta. Como toque final añadimos mantequilla mientras removemos y un poco de perejil picado. Ahora, sólo queda disfrutarlo.