Entrega de Premios al «Emprendimiento».

EL MÚSICO ANTONIO BELMONTE Y LA KARATECA ANDREA MATARI

GANADORES DEL PRIMER CERTAMEN AL EMPRENDIMIENTO PARA

JÓVENES CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL

 

  • Celebrado con éxito el primer Certamen en España al emprendimiento enfocado a las personas con discapacidad intelectual. En este acto público, los finalistas han podido mostrar sus capacidades como la fotografía, pintura, tocar música en directo a realizar una exhibición de kárate.
  • Personas con grandes capacidades artísticas y creativas que han montado su primera exposición fotográfica; han creado una marca de bisutería, se han convertido en músicos premiados, pintores que crean un proyecto inclusivo en la facultad de Bellas Artes o campeones de karate.
  • El Premio ha constado de dos categorías: Infancia y Adolescencia y Juventud, con una dotación económica de 300 y 1.000€

Madrid, 18 de septiembre de 2019. El músico Antonio Belmonte García, un joven de 19 años diagnosticado con trastornos del espectro autista (TEA) y la karateca y pintora Andrea Matarí, con Síndrome de Down, han sido los ganadores del Premio Garrigou #YoParticipo 2019 al Emprendimiento, en la categoría infantil y juvenil respectivamente. Este es el primer certamen que premia la actividad emprendedora de personas con discapacidad intelectual que se celebra en España. Los premios han sido entregados por Carlos Martínez Fernández, nadador internacional con la Selección Española absoluta y por el Mago More.

Como carta de presentación de sus capacidades, Antonio ha tocado junto a su grupo musical, Alhambra Albacete varias canciones que han levantado literalmente de sus asientos a los asistentes al evento.

La discapacidad diagnosticada de Antonio no le ha impedido convertirse en un músico premiado, con la especialidad en contrabajo y poder cursar 5º curso de Grado Profesional, con especialidad en Contrabajo en el Conservatorio Tomás Torrejón. Antonio además toca la guitarra, el piano y el violín.

La otra ganadora ha sido Andrea Matarí, con 23 años y Síndrome de Down, es una persona muy extrovertida que no ha dudado en subirse al escenario incluso antes de ser llamada. Andrea tiene múltiples capacidades, por un lado como pintora, llevando su pasión y emprendimiento a varias exposiciones públicas, y aprovechó el evento para traer algunas de sus obras y explicarlas al público.

Andrea, ataviada con el kimono de kárate y su cinturón marrón, nos hizo además una demostración de kárate en un par de catas y una magnifica simulación de defensa personal. Y no es para menos, porque Andrea Matarí, el año pasado ganó el primer campeonato de Madrid de “ParaKarate 2018”.

  TODOS LOS FINALISTA PUDIERON EXPONER SU OBRA

Los otros finalistas, a excepción de Cármen Álvarez Rodriguez, que no pudo venir personalmente a exponer su marca de bisutería carmelamola, presentaron públicamente su actividad emprendedora.

Este es el caso de Luís Alberto Tomás Manzanares, que pudo mostrar y explicar su primera exposición fotográfica, como él dice buscando la luz y como contrapartida las sombras. Pudimos ver en Luís, una fotografía espontánea, muchas veces de la naturaleza, con una forma de mirar y ver lo que quizás muchos no percibimos.

Cesar Villareal Ayuso, un joven de 17 años con TGD (trastorno general de desarrollo), nos mostró su proyecto titulado: “Naturalezas Abstractas”.  Este Proyecto utiliza diferentes espacios de la Universidad Complutense de Madrid en la Facultad de Bellas Artes y su trabajo se expone en las aulas de pintura y modelado, donde el profesorado y alumnos sean cómplices y acepten esta inclusión.

Begoña Urtasum, una artista de 26 años con síndrome de Down que pinta desde los 8 años, se subió al escenario para mostrarnos un ejemplo de su obra. Su carrera ha ido adquiriendo relevancia a lo largo de los años. Lleva exponiendo en galerías desde el año 2003, en lugares tan importantes como: la sede de Repsol, el Aeropuerto de Barajas, El Banco Santander, Matadero, Hotel Ritz, y un largo etc.

Este certamen ha sido creado por la Fundación Garrigou para: “promover, fomentar, apoyar, impulsar y motivar la capacidad emprendedora o de acción pública de los menores y los jóvenes con discapacidad intelectual”.

 “El objetivo principal de este premio, señala la Fundación, es el de contribuir al reconocimiento de sus capacidades en los siguientes campos: actividades artísticas, actividades profesionales o empresariales, iniciativas en defensa de sus derechos como ciudadanos y voluntariado en entidades no lucrativas

Este premio se engloba en la campaña #YoParticipo de la Fundación Garrigou para conseguir la participación, en igualdad de condiciones, de todas las personas con discapacidad intelectual en todos los ámbitos de nuestra sociedad.