Vida Saludable

Desde la Fundación Garrigou estamos orientados a afianzar y desarrollar las metodologías que mejoren el trabajo de los profesionales a los que prestamos apoyo y les acerquen lo más posible a dar una respuesta adaptada a sus alumnos y alumnas.

Concretamente en el área de la Educación Psicomotriz se han desarrollamos programas de intervención que contemplan el ciclo vital de la persona, desde las primeras edades a la etapa adulta, mejorando su desarrollo motor. El control del propio cuerpo es necesario para la adquisición de múltiples aprendizajes (autonomía personal, curriculares, sociales, etc.)

Los principales beneficiarios de estos programas son:

– Los alumnos/as con discapacidad intelectual,  de edades comprendidas entre los 4 y los 20 años.

La actividad física y el deporte es una gran oportunidad para desarrollar y potenciar capacidades de las personas con Discapacidad Intelectual.

Los beneficios del deporte se pueden englobar en 3 categorías:

– Beneficios Físicos: mejora la orientación espacial, postura y control corporal, equilibrio, la coordinación motora, mejora de las capacidades físicas básicas y previene la aparición de enfermedades aumentando la calidad de vida.

– Beneficios Psíquicos: Contribuye al control emocional, mejora el sueño y la autoestima. También es una manera excelente de trabajar la capacidad ejecutiva (planificación, memoria de tarea, asunción de reglas, inhibición de impulsos, pensamiento lógico…)

– Beneficios Sociales: favorece la integración social, las relaciones interpersonales. Fomentando la comunicación, cooperación y respeto entre los practicantes.

La falta de actividad física en las personas con Discapacidad Intelectual es un tema preocupante, ya que a medio y largo plazo puede aumentar el riesgo de padecer obesidad y los transtornos asociados a unos hábitos sedentarios que merman la calidad de vida de las personas, con y sin discapacidad.

El deporte es de suma importancia, el realizar una actividad física supone un evidente beneficio, a todos los niveles, para los participantes y la creación de hábitos saludables.

HABILIDADES DEPORTIVAS Y DEPORTE.-

Antes de poder realizar una práctica deportiva reglada son necesarios unos requisitos previos. Esas capacidades son las que se trabajan en los programas de educación psicomotriz y habilidades deportivas.

Los objetivos básicos sobre los que se sustenta el desarrollo motor de la persona son:

1.- Desarrollar la capacidad de regulación postural utilizando los tres ejes corporales, durante la carrera y los saltos, así como en las acciones de empujar, arrastrar y portar.

2.- Estimular el desarrollo de las coordinaciones básicas flexo-extensoras de la cabeza, tronco y extremidades, así como la sensibilidad muscular en las articulaciones de hombros y caderas.

3.- Favorecer el desarrollo de actitudes ejecutivas, desde las de mantenerse en las proximidades del profesor, hasta el ser capaces de valorar la necesidad del calentamiento antes de la acción y la vuelta a la calma tras la misma.

4.- Desarrollar la coordinación que permita el ajuste de los segmentos superiores e inferiores a los espacios u objetos con los que se relacionan, así como de añadir cualidades anticipatorias.

5.- Desarrollar una secuencia que permita a los alumnos jugar con las habilidades aprendidas, respetando las reglas de los juegos.

La fundación Garrigou fomenta la práctica deportiva a través de favorecer la participación de personas con discapacidad intelectual en competiciones y eventos deportivos, organizar eventos y actividades tanto de carácter deportivo como lúdico e incentivar una forma inclusiva de ocio saludable.

PROYECTO DE ACTIVIDAD FÍSICA EN EL MEDIO ACUÁTICO.-

La fundación Garrigou promueve un proyecto basado en los principios de la educación física en piscina.

El desarrollo estructurado de actividad física en el medio acuático es una parte fundamental en el trabajo motor de las personas con discapacidad. Los beneficios del agua para la salud de la población en general son bien conocidos socialmente pero cuando son discapacitados los que reciben la atención estos beneficios se multiplican. Podemos distinguir varios aspectos del individuo que se potencian con un trabajo adecuado de hidrocinesiterapia:

1.- Ámbito socio-afectivo:

1.1- La estimulación en un entorno acuático produce notables beneficios en el alumno, que gana en seguridad y autoconfianza.

1.2- La piscina tiene unas connotaciones lúdicas, es un espacio agradable donde los alumnos viven experiencias altamente satisfactorias.

1.3- La actividad lleva asociadas unas rutinas de higiene personal y autonomía en vestuarios (cambio de ropa, ducha…) que potencian las capacidades del alumno.

2.- Ámbito motor:

2.1- Las cualidades físicas del agua nos permiten hacer trabajos de estimulación vestibular (de equilibrio y propiocepción) que serían muy complicados de desarrollar en otro medio.

2.2- Los estilos de natación convencionales dependen de la correcta automatización de patrones de movimiento (cruzados, simultáneos) asociados a multitud de tareas cotidianas, estos patrones se trabajan en medio acuático de una manera complementaria, más dinámica que la que se puede realizar en otros entornos.

2.3- En el entorno acuático se pierde la verticalidad del cuerpo de una manera natural y sin riesgo de caídas, con lo que se trabaja de manera adecuada la interiorización de los tres ejes corporales de movimiento.

2.4- El trabajo en el agua permite desarrollar tanto programas de sensibilización muscular, educación física (habilidades y destrezas básicas, propiocepción, desarrollo del esquema corporal…) o entrenamiento deportivo, según las necesidades específicas de cada alumno o cada grupo de alumnos.

2.5- El aprendizaje de la natación es una consecuencia lógica de la secuenciación de contenidos expuesta.

3.- Ámbito cognitivo:

3.1- La capacidad ejecutiva (memoria, planificación, autocontrol…) se trabaja continuamente en un trabajo correctamente estructurado en el medio acuático.

FISIOTERAPIA.-

La Fundación Garrigou persigue, mediante métodos vanguardista, dar una educación de calidad a niños y jóvenes con capacidades diferentes. Para ello trabajamos en centros apoyando a sus profesionales, aplicando nuevas metodologías que hacen mejorar su trabajo y así poder dar una respuesta adaptada a sus alumnos y alumnas.

En el programa de Fisioterapia se trabaja en la rehabilitación física, control y seguimiento de todos los alumnos, trabajando hasta el máximo de su potencial. En aquellas facetas que  anómalas se utilizan técnicas apropiadas a cada caso con fines terapéuticos.

Los principales beneficiarios de estos programas son:

– Alumnos/as con discapacidad intelectual, de edades comprendidas entre los 4 y los 20 años.

– Padres de alumnos que reciben charlas informativas del trabajo que se está trabajando con su hijo en esta área.

En la terapia neurosensorial se trabaja proporcionando al alumno estimulaciones táctiles, gustativas, olfatorias, auditivas, visuales, propioceptivas y como más destacadas, estimulaciones vestibulares. Hemos de señalar que todas las sensaciones que recibimos pasan a través de este sistema, por lo que todos los demás sentidos, es decir lo que vemos, oímos, lo que sentimos, se percibirán adecuadamente si el sistema vestibular funciona de forma correcta. Dicho sistema está muy relacionado con los aprendizajes y las respuestas de los alumnos; de igual manera favorecemos estimulación cognitiva y de comunicación.

Por medio de la terapia neurosensorial se puede observar cómo reacciona el alumno ante diferente estimulación para poder determinar si presenta o no algún déficit en las conexiones cerebrales implicadas en su proceso madurativo y determinar si necesitan una estimulación directa que favorezca la adecuada interpretación de los estímulos.

La Fisioterapia entre sus competencias comprende técnicas propias que trabajan para reducir los síntomas de la patología respiratoria, optimizando el estado funcional y reduciendo los procesos de agudización, tratando de estabilizar y prevenir las manifestaciones sistemáticas de las enfermedades respiratorias.

Constituye una alternativa terapéutica, con una importante dimensión preventiva y educativa, acelerando la recuperación funcional, mejorando la calidad de vida, proporcionando alivio y bienestar a través de la adaptación progresiva al esfuerzo, previniendo complicaciones respiratorias y cardio-vasculares, manteniendo lo ganado durante el tratamiento por medio de la enseñanza de ejercicios respiratorios y consejos posturales.

HABITOS DE VIDA SALUDABLE.-

Promovemos hábitos de vida saludable con el fin de ayudar al desarrollo óptimo de la salud de nuestros alumnos de una manera global consolidando en ellos la conciencia de autocuidado de su cuerpo, dando importancia al uso correcto de su entorno, aprendiendo estrategias saludables a la hora de realizar las diversas actividades de su vida diaria, ya sea en el colegio, en casa o cuando hacen deporte, al igual que reducir la incidencia de los problemas derivados de los malos hábitos de higiene postural y de la vida sedentaria.

Es fácil encontrar y cada vez con más frecuencia, alteraciones de la columna vertebral relacionadas con las actitudes y hábitos posturales erróneos de los escolares. Nuestros alumnos son una población susceptible de adquirir dichas alteraciones.

La frecuencia, cada vez mayor, de dolor de espalda y patologías de la columna vertebral, ha creado una gran inquietud en padres, profesores e incluso alumnos que demandan asesoramiento e intervención en este tipo de problemas.

Un dato muy importante a tener en cuenta, es que el alumno realiza  parte de sus actividades en la posición de sentado, por lo que es de gran transcendencia que la postura que adopte sea la correcta; así, una actitud postural viciosa, es fatigosa y a la larga puede producir daños a veces irreparables en el aparato locomotor.

El objetivo primordial es enseñar a nuestros alumnos actividades de relación con el entorno, con los demás y con uno mismo, experimentando sus capacidades y desarrollando su conciencia corporal, sin olvidar la importancia de la relación mente-cuerpo. Cuidar de forma preventiva y/ o terapéutica la salud tanto física como mental.

Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el consumo de frutas en la población infantil está por debajo del consumo recomendado por la OMS (400 g/día). Las frutas proporcionan unos nutrientes imprescindibles en las dieta. Son ricas en vitaminas, minerales, en fibra y tienen alto contenido en agua. Son alimentos muy importantes en una dieta saludable y deben sustituir al consumo de bollería industrial. Debemos fomentar el consumo de fruta en los alumnos en el desayuno de media mañana o en la merienda.

En España la prevalencia de obesidad y sobrepeso en la infancia es elevada, entre los 5 y 9 años un 15,38% presenta obesidad y un 21,43% sobrepeso según la Encuesta Nacional de Salud de 2006. Entre las causas cabe señalar los malos hábitos alimenticios  debido a un aumento de comidas precocinadas y de alta densidad calóricas en detrimento de la “dieta mediterránea”.

La Fundación es consciente de todo ello y teniendo en cuenta que las persona con capacidades diferentes pueden presentar alteraciones importantes de su metabolismo de base, nuestro objetivo es fomentar una alimentación saludable e individualizada para cada persona.